En esta entrada voy a contaros qué es la depresión, cuales son sus síntomas y algunas pautas que pueden ayudar a combatirla.

 

¿Qué es la depresión?

 

Hoy en día es bastante común que alguna persona de tu entorno te haya comentado en alguna ocasión "me siento deprimido". Es cierto que en ocasiones se puede llegar a banalizar esta enfermedad, ya que hay  personas que verbalizan estar deprimidas tan solo por tener  un mal día. Pero por otro lado no hay que perder de vista que es esta una enfermedad más común de lo que pensamos, que hay personas que la sufren y no son conscientes de ello y por tanto no han sido diagnosticadas ni tratadas.  Además esta enfermedad  puede generar incapacidad y un gran malestar a las personas que lo sufren y a sus familiares, pudiendo en ocasiones causar la muerte a las personas que la sufren.  Esta  enfermedad del estado de ánimo que afecta a 300 millones de habitantes en todo el  mundo. Según la OMS esta enfermedad es la primera causa de discapacidad mundial. En nuestro país un 1,5 millones de personas sufren de depresión y entre el 10- 20% de la población han sufrido alguna vez algún episodio depresivo.

 

¿Cuáles son los síntomas y cómo podemos saber si nosotros o alguna persona cercana a nosotros la está padeciendo?

 

Los síntomas más habituales son:

  • Estado de ánimo decaído y/o deprimido la mayor parte del día. Sensación de estar triste, vacío, sin esperanzas, con ganas de llorar o llanto recurrente. A veces, sobre todo en adolescentes y niños,  no es la tristeza el estado de ánimo predominante, si no que nos podemos encontrar con un estado de ánimo irritable.

  • Pérdida de interés y disfrute por las cosas que con anterioridad si nos lo proporcionaba.

  • Pérdida o aumento de peso significativo, que no sea por otro motivo. También se puede dar aumento o pérdida de apetito.

  • Insomnio o hipersomnia a lo largo del día.

  • Fatiga o pérdida de energía.  A veces debido a esta falta de energía o cansancio la persona que lo sufre se siente  incapaz de llevar a cabo las actividades de la vida cotidiana.

  • Sentimientos de inutilidad y/o culpa excesivos o inapropiados. A  veces la culpa puede venir de sentirse enfermo, pero también puede aparecer por otros motivos.

  • Mensajes negativos o críticas excesivas hacia uno mismo.

  • Falta de concentración o dificultad para pensar y tomar decisiones.

  • Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio.

  • Normalmente este malestar suele afectar al ámbito social, laboral y familiar de la persona que lo sufre.

Para el diagnóstico de depresión se deben  dar dos o más de los síntomas anteriores casi todos los días durante un periodo de dos o más semanas.

 

 ¿Qué podemos hacer para salir de este enredo?

  • Hablar de cómo estamos y nos sentimos  con personas cercanas y de nuestra confianza. Si pasadas unas semanas nos vemos incapaces de salir de aquí, os aconsejo pedir ayuda profesional.

  • Practicar mindfulness para no engancharse en pensamientos negativos o de culpa.

  • Intentar practicar alguna actividad al aire libre como pasear, montar en bicicleta...  siendo especialmente positivo hacerlo durante las horas de sol.

  • Ser cuidadosos con nuestra alimentación y evitar el consumo de alcohol. 

  • Nunca automedicarse, si vemos que necesitamos medicación es mejor pedir consejo a un profesional.

  • Intentar hacer en pequeñas dosis  actividades agradables de las que antes de sentirnos deprimidos nos gustaban, aunque nos cueste al principio, esto nos ayudará a generar de nuevo energía positiva.

  • Hacer  estiramientos y ejercicios suaves durante la tarde para mejorar el sueño.

Estos serían unas recomendaciones básicas que pueden ayudar a las personas que se sienten deprimidas, pero siempre aconsejo consultar con un profesional si no conseguimos una mejoría y los síntomas persisten más de dos semanas. Siempre que haya pensamientos suicidas se debe pedir ayuda inmediata.  

Ocultar cómo nos sentimos y disimular para que las personas que nos rodean no se den cuenta de que estamos deprimidos no es una buena opción,  ya que esto implica un mayor esfuerzo y desgaste para la persona, disminuyendo las posibilidades de mejoría. 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y RECUERDA SI VES QUE NO PUEDES MÁS SUÉLTALO

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

RABIETAS INFANTILES

January 28, 2018

1/1
Please reload

Entradas recientes

November 1, 2018

September 7, 2018

May 13, 2018

May 1, 2018

April 18, 2018

Please reload

Archivo